Y es que ya las cosas no son como antes, ahora, digo que me voy, y me voy. Y es que esta vez, me di cuenta que mi corazón se hizo fuerte y te dejó. Si, te tenía, te tenia en mi corazón, pero ya no estas en el. Y, ya me había ido, ya había entendido que merecías ser feliz y que tenía que apoyarte, y lo hice, esa última noche, lo que no te expresé, es que si lloré, pero lloré por tu felicidad y porque me despedí de ti. Te dejé ir, aunque me quedaría cerca, pero no lo entendiste. Y te ganaron los comentarios y la doble moral, traicionaste lo que tanto construimos, aunque creo que construí todo yo sola. Pero esta vez no te diré que estaré aquí, no estaré nunca más para ti. Y a nadie le contaré de ti. Y esta vez siento lo que sentí por mi ex mejor amiga cuando la dejé. Tal vez nunca más me necesites en tu vida, pero yo si te necesitaba en la mía. Para siempre. Pero los años pasan y crecemos y la gente también, y entre esa gente, estas tú. ¿Quien diría que te convertirias en alguien más? Espero, con todo el deseo del mundo que seas feliz, y que al no tenerme a tu lado, te sirva para bien y que sea lo ÚNICO que necesitabas alejar de tu vida, tu única distracción, tu única perdición y tu única TENTACIÓN. Pero, si te digo que lo que nunca me faltará en la vida es claridad y reconocer lo que me hace daño, y eras solo TÚ. Espero que tus nuevas amistades sean tan limpios y que realmente te sumen a tu vida. Y que, nunca te fallen. Porque yo si te fallé. Lamento mucho no haber sido fuerte y detenerte, lamento ser la causa de tus fallas, te fallé, yo sola te fallé, y lo lamentaré por siempre. Pero, creo que te puse muy alto, cuando debí darte un lugar más bajito en mi corazón. Espero, espero, que tus decisiones sean solo tuyas. ¿Qué le dijiste a ella de por qué no seguirías con nosotros? Nada, no fuimos mucho y nadie se sorprendió por nuestra lejanía. Siempre querré a tu familia, aún lejos, la sentía cerca de mi, a veces no entendía porque los apreciaba tanto, pero ese cariño creció sólito. A J, espero que siempre tome las mejores decisiones así como aconseja. Y que los que tienes cerca, tampoco te mientan para estar a tu lado. Porque yo, fui transparente contigo, porque solo a ti, te debía lealtad. Lamento que te hayas rendido en ayudarme a levantar, aunque tal vez soy un oveja perdida que jamás regresará. Pero lo haré, y no te quiero a mí lado cuando vuelva. Jamás pensé hablarte tan fuerte, jamás pensé en expresar todo lo que tenía guardado hace días. Espero para siempre no perder estos sentimientos, quiero, que si te veo en otra vida, jamás coincidir contigo. En mi vida, no estarás nunca más. Y recuerda, que te amé, mucho, tanto que nunca pude alejarme de ti, hasta que te vi realmente feliz, y quería ser parte de eso. Y no creas que lo hiciste porque me dolía, no, yo soy fuerte y nunca me iba a expresar, incluso esa noche no te hable, y cuando me preguntaste tampoco te iba a decir, porque me decidí a ser tu amiga, a comprender que nuestro ciclo de locura había llegado a su final. Te dejo estas letras para que sepas que me perdiste, y si, esta vez reconozco mi valor cuando se lo que siento por alguien, cuando es real una amistad. Y por favor, no te molestes en preguntar cómo estoy, porque aun muriéndome, aun tenga la peor enfermedad que exista, o lo que sea, jamás te lo diré y no permitiré que nadie te lo diga, y espero que a partir de hoy, todo lo bueno llegue a ti. Porque jamás, jamás desearía que te pase nada malo en la vida, pero si aún te pasa, no esperes verme, pero si piensa en que, «ella estaría preocupada y estaría aquí». Vuela alto y no mires atrás, grande. Y cuando estés triste, se feliz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s