Me dijo que no pasaba nada. hasta que pasó. Con otra.

Me dijo que no me preocupara que eran amigos, que el amor que sentía por mi era mas fuerte que nada.

Me dijo que lo pensara, que me echaba de menos y que tenía ganas de poner las yemas de sus dedos en mi espalda.  Me dijo que no me haría daño,que seria lo ultimo que haria, hasta que vi sujetar el revolver en sus manos, y la bala salir en dirección a mi pecho para romper cada pedacito de dentro como si no hubiera un mañana.

Me dijo que no pasaba nada. Hasta que pasó. Con otra.

Me dijo que confiara, que no perdería lo que más quería por un pasatiempo de cuarta, que no se iría, que no dejaría mi coraza al descubierto para que otros la dañaran.

Me dijo que no pasaba nada. Hasta que vi sus ojos brillar cuando hablo de ella fumandonos un cigarrillo en el techo.

Hasta que sus pupilas me chillaron que ya había otra persona ocupando mi lado en su cama, y que prefería dormir abrazandola, que estar con cualquiera. Desde entonces no volvió a decirme que no pasaba nada, porque si dejo que pasara.

Ella por su vida y yo yéndome a la deriva por culpa de unas promesas que como no fueron cumplidas se quedaron encerradas entre mis costillas y las mariposas de mi vientre que murieron ahogadas por esas ilusiones que acabaron por matarlas.

Me dijo que había dejado que pasara, porque lo que te toca una vez y te eriza la piel, es mejor que se quede que a que se vaya y no supo que desde ese momento, yo llevo una venda en el corazón porque cuando río, se desangra.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s